Reforma laboral: un resumen de lo que tenes que saber

La reforma laboral tiene una larga historia en nuestro país. Comenzó a plantearse con seriedad en la segunda mitad de la década del 90, en el marco de la administración del ex presidente Carlos Menem luego de su reelección tras la reforma de la constitución nacional en 1994.

 

Un poco de historia de la reforma laboral

Las reformas comenzaron a ser planteadas en ese momento y dos años después ya estaba en la agenda para que pueda ser aprobada por el Congreso. Las tratativas que comenzaron por el año 1996 consistían en reformas de corte neoliberal, con recetas y recomendaciones aprobadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI). La reforma laboral que también pasó a denominarse Flexibilización Laboral, finalmente no puede concretarse por falta de quorum en el Congreso, a pesar de haber tenido el visto bueno de la CGT por entonces alineada con la postura oficialista. En el gobierno de la Alianza, fuerza sucesora del menemismo, el entonces presidente electo Fernando De la Rúa, continuó con la empresa de implementar las reformas laborales. Carlos Menem apoyo dichas reformas y pidió a su bloque, que todavía incidía con gran poder de bancas en el Congreso, que voten la ley. 

El proyecto de ley quedó suspendido con el escándalo por coimas en el senado para su aprobación. El presidente del senado de ese entonces, Chacho Alvarez denunció que se esclarezca la cuestión de las presuntas coimas y pidió apoyo para la investigación de los hechos. Renunció finalmente ya que sus pedidos no fueron considerados por su propio partido involucrado en los hechos de corrupción

 

Algunas implicancias de la reforma laboral

Formalización del empleo

  • Condonación de deuda de aportes y punitorios: plazo de un año para registrar a la totalidad del personal, primeros 6 meses: 100% de condonación, siguientes 6 meses: 70%.
  • Prohibición de establecer sumas no remunerativas

 

Competitividad

  • Contribuciones patronales:
  • Mínimo no imponible de $ 11.500 a partir de 2022, aplicación progresiva desde 2018
  • La alícuota se unificará al 19% (progresivamente) para todas las empresas en 2022.
  • Sin embargo, en 2022 se elimina el sistema de cargas patronales  a cuenta de IVA, que tenían diferenciación regional y que eran significativos para algunas jurisdicciones.
  • Banco de horas: no se considerará la hora como suplementaria siempre que las horas realizadas en exceso en una jornada sean compensadas por la disminución en otra, en el lapso de un año.
  • Modificación del IUS VARIANDI: el empleador estará facultado para introducir cambios y modalidades de la prestación del trabajo, siempre que no causen perjuicio material o moral al trabajador.
  • Fondo de Cese Laboral: puede establecerse por convenio un fondo que reemplace el sistema actual y que costee los montos correspondientes a las indemnizaciones por la cobertura en materia de preaviso y despido sin causa.

 

Reducción de la litigiosidad

  • Indemnizaciones por despido: se excluyen del cálculo: SAC, horas extras, comisiones, bonificaciones, compensaciones de gastos y todo rubro que carezca de periodicidad mensual, normal y habitual.
  • Plazo para iniciar acciones judiciales: se reduce de 2 a 1 año el plazo para que los trabajadores inicien acciones judiciales contra sus empleadores.
  • Responsabilidad solidaria: Las empresas que subcontraten servicios quedarán eximidos de la responsabilidad solidaria respecto de las obligaciones de los contratistas con sus trabajadores.
  • Multas por falta de registración laboral: disminuye la multa por falta de registración (antes era el 25% de las remuneraciones devengadas y ahora pasa a ser el 25% del SMVM). Deja de ser percibido por el trabajador y lo reciben organismos de seguridad social.
  • Otros: Creación de la categoría trabajador independiente – sistema de pasantías- ampliación de licencia por paternidad a 15 días- para quienes tienen a su cargo menores de 4 años posibilidad de acordar reducción de jornada temporal