Consejos para evaluar nuestra cartera de inversión

Si en 2009 teníamos una cartera de inversión con el 50% en acciones y el 50% en bonos, luego del rally de estos últimos años, y si no hicimos modificaciones, hoy en día podemos llegar a tener un 75% en acciones y 25% en bonos.

Esto se dio por la gran subida de precios de las acciones en todo el periodo de recuperación post crisis y que se extiende hasta ahora.

¿Podríamos decir que ya es hora de hacer un rebalanceo de portafolio y reducir el riesgo antes de que el mercado nos juegue una mala pasada? No es una decisión fácil.

 

Rebalanceo de portafolio

El rebalanceo de portafolio es el proceso a través del cual reacomodamos el peso relativo de cada uno de nuestros activos a través de la compra o venta de los mismos para mantener la exposición deseada a cada uno de ellos.

Lo que tenemos que hacer es determinar qué queremos lograr rebalanceando nuestras inversiones.

¿Queremos reducir riesgo? Veamos en que casos conviene hacerlo.

rebalanceo de portafolio

Cuando nos preocupa que el mercado esté sobrevaluado y estemos esperando la próxima crisis.

En la medida en que cambian las fases del ciclo económico que atravesamos, es importante evaluar periódicamente nuestras inversiones. Por ejemplo, las políticas de la Fed tienen un alto impacto, no es lo mismo el efecto en nuestros activos de una tasa de interés baja que si pasamos un proceso de suba de tasas.El mercado americano sigue alcanzando nuevos máximos históricos, pero todavía no hay señales de burbuja económica.

 

Cuando nos acercamos al retiro y queremos dormir tranquilos

Ese también es momento para reducir el riesgo. Ya no queremos sufrir si nuestras acciones caen de precio en una crisis. En estos casos es recomendable armar una cartera que esté más enfocada en obtener una renta periódica y no tanto en la valorización de capital. Mover parte de nuestras tenencias de acciones a bonos es la estrategia adecuada. Así ganaremos en previsibilidad y podremos planificar nuestros ingresos provenientes de la renta fija.

Puede ocurrir que decidamos hacer un rebalanceo de portafolio sin querer reducir riesgos. Por ejemplo, quienes tenían Amazon un año atrás, vieron crecer su posición en un 40%. O para quienes apostaron en Netflix, la posición aumento a más del doble en el último año (un 120% para ser exactos).

En estos casos podemos llegar a recortar parte de las posiciones sólo para evitar sobre concentrar la cartera. Para todo esto siempre debemos tener en cuenta los costos y evaluar si es beneficioso hacerlo.

Aunque no hay una frecuencia pre-establecida, la recomendación es hacer un análisis a fondo de nuestras inversiones al menos una vez al año. Cuando hablamos de nuestro portafolio de inversión, debemos recordar que no sólo tenemos que considerar inversiones en los mercados financieros sino también incluir propiedades si es que tenemos y efectivo. No olvidemos que las inversiones en real estate y el cash son en sí clases de activos.