¿Qué es el descuento de facturas (factoring)?

El descuento de facturas o factoring es una herramienta de financiación a corto plazo que le permite a las empresas anticipar en efectivo las cuentas a cobrar por sus clientes.

El empresario cede a una compañía financiera el derecho de cobro representado en la factura a cambio del anticipo de su importe.

Las entidades financieras ofrecen este servicio a cambio de un beneficio, por eso, el anticipo es inferior al valor de la factura. El coste que asume la empresa para adelantar su dinero es lo que compensa a las compañías financieras.

El descuento de facturas se puede contratar de dos formas:

  • Con recurso: en este caso, la empresa que contrata el factoring responderá del riesgo de insolvencia del deudor, es decir, la entidad financiera puede reclamar a la empresa el anticipo si no puede cobrar la factura a la fecha prevista.

  • Sin recurso: la entidad financiera asume el riesgo de impago del deudor, la empresa queda libre de toda responsabilidad.

Beneficios del descuento de facturas

Esta operación beneficia a las micro, pequeñas y medianas empresas que venden  bienes o prestan servicios, cuyas facturas tienen un plazo de cobro de hasta 30, 60, 90 o 120 días.

Algunos de estos beneficios son:

  • Liquidez inmediata. Las ventas a crédito se transforman en operaciones al contado, es decir, entra dinero líquido, mejorando la capacidad de financiación del negocio.
  • Reduce las tareas administrativas. Ahorro de tiempo y gastos que provoca la gestión de cobro.
  • Cobertura ante impagos. La opción “sin recurso” protege de cualquier incidencia con el pago de la factura.
  • Acelera la reinvención y crecimiento de la empresa.

¿Cómo realizar el descuento de facturas?

El descuento de facturas se formaliza con un contrato de cesión de crédito.

En este contrato se deben especificar las obligaciones legales de cada parte y deben contemplarse todos los datos de la transacción, es decir, la información relativa a la cesión de los derechos de cobro.

La información básica que debería incluir el acuerdo es:

  • Fecha: referencia concisa a la fecha en que se firma el contrato.
  • Tipo de factoring: deberá definirse con la mayor precisión el tipo de servicio que se contrata.
  • Pagos totales o parciales: se deberá detallar si el cliente recibe el importe de sus facturas en importe total al vencimiento o si recibe un adelanto.
  • Fecha de vencimiento: día en que vencen las cuentas cedidas.
  • Intereses: se deberá aclarar el porcentaje que cobrará la entidad financiera en los casos en que el importe de las facturas se adelante.
  • Comisión: además de la comisión por intereses, se fijará el porcentaje que cobrará la entidad en concepto de gastos administrativos, verificación y cobro de crédito.