No existe Proceso sin “S” al final: una reflexión sobre los procesos de organización

Sobre la organización y liderazgo

A menudo se habla de cuáles son las mejores habilidades de un jefe, de un gerente o de cualquier mando medio. Esas prácticas que no podemos dejar de tener como, habilidades de liderazgo, de comunicación, de gestión, por mencionar algunas. Aunque, a veces nos olvidamos de aquellos pequeños grandes detalles.

Sin dejar de lado las Best Practices en el trabajo, mientras más habilidades incorporemos, mejor desempeño para desarrollar el trabajo. Aunque, sabemos que no se trata de cantidad sino de calidad; es decir, de la combinación de todas las aptitudes para coordinar un equipo de trabajo, un proyecto, para organizar una serie de actividades o hasta tu propio negocio.

Y es que, en pos de enfocar en una tarea, es importante no perder de vista el objetivo pero además, es importante intentar mirar “a los costados”. Dedicamos esfuerzo al proceso que tenemos a cargo y solemos olvidar que necesitamos de un input de un proceso  anterior, y a su vez, generamos un output para quien continúa en la cadena de valor. 

organizacion

Suele decirse que en esas articulaciones se presentan oportunidades de mejoras. Es un interesante  ejercicio pensar cómo re-conectar los procesos y no sólo desde la posición de coordinador, jefe o gerente, sino también como equipo que conforma un sistema aún mucho mayor, la organización.

Ya no más, divide y reinarás. Es tiempo de “unifica y te distinguirás”. Porque se gana en eficiencia, en visión, en coordinación, organización, en trabajo en equipo y en comunicación. Sólo hay que detenerse y observar, trabajar en conjunto, poner predisposición y saber organizarse. Al final del día hay más beneficios que costo gracias a ese esfuerzo que vale la pena.


Acerca del Autor: Belén Cepeda es Lic. en Administración por FCE-UBA. Consultora independiente en Libella ConsAd. Docente e investigadora en asignatura Sistemas Administrativos y colaboradora en Administración General, UBA.