Pre-elecciones: ¿Lebacs, Letes o bonos en dólares?

Se viene un vencimiento de Lebacs clave antes de las elecciones y es ahora el momento en el que todos nos preguntamos: ¿Renovamos Lebacs? ¿Nos pasamos a bonos en dólares? ¿Compramos Letes?

Para empezar, veamos que nos dice el dólar futuro. De acuerdo a Rofex, hoy el mercado espera para diciembre el tipo de cambio se ubique en $18,16. Teniendo en cuenta que el dólar bolsa se encuentra en aprox. $17,10 y que la tasa de Lebac a diciembre comprándola en mercado secundario nos paga un 26.77% tenemos los siguientes escenarios:

El dólar con el que comprando Lebacs a diciembre saldríamos empatados está en $18,24 (break even point), apenas por encima del dólar futuro.

Si el dólar para diciembre se ubica por encima de $18.24, nuestra ganancia la perdemos con la devaluación en el tipo de cambio.

Si el dólar se ubica por debajo de $18,24 estaríamos ganando. Si realmente se cumple la expectativa del mercado de un dólar en diciembre a $18,16 nuestra ganancia anualizada sería de apenas 1,8% en USD.

 

¿Cuáles son las alternativas? Lebacs, bonos en dólares y Letes

Teniendo Lebacs nos exponemos al riesgo de tipo de cambio, en este caso nos manejamos con un rango muy ajustado. No es disparatado pensar que post elecciones se pueda ir a $18,50 o $19. Ahí le decimos adiós a la ganancia que sacamos con la tasa del Lebac y bienvenidas las pérdidas por devaluación.

 

1. Lebacs

Con un tipo de cambio que para muchos está retrasado, el margen de ganancia es muy bajo en este momento. Para quienes prevén el ingreso de nuevas inversiones, tasas bajas en el mundo anclado la presión cambiaria y demás argumentos que les hagan pensar que el tipo de cambio no subirá, adelante con esta opción.

 

2. Bonos en Dólares

Con los bonos en dólares tenemos en juego la variable de tasas de interés. Si todo sale bien y luego de las elecciones el panorama es positivo, el spread se puede llegar a reducir beneficiando los bonos largos. Pero si EEUU continúa con su proceso de suba de tasas, esto afectará en mayor medida a los bonos con duración más larga, y veremos caer sus precios. A continuación podemos ver los rendimientos, empezando por 3,3% del Bonar 2018 hasta el 7,2% del bono al 2117 (columna “TIR”).

3. Letes

Las Letes son el instrumento para los más conservadores, quienes quieren dolarizar su cartera pero sin correr riesgo tasa de interés. Sería la opción “wait and see” (esperar y ver qué pasa). La última licitación de Letes que se llevó a cabo el 13 de diciembre dio una tasa del 2,78% para el plazo de 182 días y de 3,12% para el de 378.

 

Después de tanto número, ahora sí vamos con las conclusiones:

Si creemos que el dólar para diciembre va a estar por debajo de $18.24, compramos Lebacs y aprovechamos el carry trade. Esta opción va con un riesgo alto porque ante la primera subida nos quedamos sin ganancia.

Si creemos que el dólar va a superar los $18.24, dolarizamos la cartera comprando Letes o bonos en dólares. Letes para los más conservadores, bonos en dólares para los que están dispuestos a asumir riesgo de tasa de interés.

Una buena opción para quienes prefieren ser cautelosos es dolarizar su cartera hasta que pasen las elecciones y luego, con los datos sobre la mesa, volver a volcarse a Lebacs hacia noviembre y diciembre. Y para los indecisos, siempre está el blend: parte Lebacs, parte en Letes y parte en bonos en dólares.