Impulsan una plataforma para hacer frente a eventos naturales por el cambio climático.

JUEVES 5 DE MAYO DE 2016  I DOLARSI.COM I


Será de carácter interministerial, generando vínculos en la comunidad científica tecnológica.

Con el objetivo de hacer frente a las amenazas biológicas, tecnológicas y climáticas, muchas de ellas producto del cambio climático, el Ministerio de Ciencia y Tecnología impulsa el desarrollo de una plataforma conformada por distintas áreas del Gobierno para el intercambio de información destinada a la prevención y organización de los distintos eventos naturales donde cada organismo oficial podrá acceder a los datos necesarios de forma tal de elaborar las herramientas necesarias no sólo para adelantarse a los hechos sino también en cómo organizarse una vez consumado el hecho.

La nube, que estará conformada para fin de año, se diseñó sobre lo que hoy es la Comisión de Trabajo de Gestión de Riesgo (CTGR) creada hace tres años. En ese período se armaron nueve protocolos, a saber: por inundaciones (en el territorio argentino y ciudades urbanas), caída de cenizas volcánicas, incendios forestales y rurales, sismos, movimiento de masas (aludes), sequías meteorológicas y agrícolas, sobreexposición a la radiación solar y nevadas.

La plataforma cuenta con el apoyo de las carteras de Seguridad, Ambiente y Desarrollo Sustentable, Defensa, Cancillería, Interior, Obras Públicas y Viviendas, Energía y Minería, Salud, Transporte, Comunicaciones, Trabajo y Agroindustria. Además, incorpora la representación federal, en este caso, a través de la asistencia de autoridades de la Dirección General de Defensa Civil de la Ciudad de Buenos Aires, de la provincia de Buenos Aires, Neuquén y Chubut. “Nuestra tarea es sentar en la mesa a todos los que saben y producen información donde una gran parte de ellos vienen del sistema científico tecnológico, pero también de organismos técnicos y de gestión que producen conocimiento”, señaló a este diario el coordinador de las redes, Miguel Martín.

La red se conformó desde lo más obvio, donde se caracterizaron las amenazas, quién las produce, cómo se debe ordenar el intercambio de la información entre organismos, los plazos y también quién se debe enterar primero para su rápida actuación, relató Martín.

La iniciativa se vuelve muy valiosa, por ejemplo, frente a las precipitaciones que se vieron en los primeros veinte días de abril en la principal zona agrícola del país inundando no sólo campos sino también ciudades como la localidad de La Paz, en Entre Ríos.

Se entiende entonces que en este tipo de desastres naturales se puede organizar antes (etapa de preparación), sabiendo que es un hecho que el agua (aumento del caudal de los ríos) llegará a las ciudades. Es decir, armar toda la información de forma rigurosa para saber lo que hay que hacer.

Es por eso que, una vez conformada, se iniciará una segunda generación que aborde ahora el riesgo local sobre polígonos de afectación frente a amenazas múltiples. Es ahí donde la Red de Ciencia y Tecnología para la Adaptación al Cambio Climático y la Sustentabilidad Ambiental buscará promover la generación y/o transferencia de conocimientos en la materia a la cartera de Ambiente, con el objetivo de fortalecer su tarea de introducir el impacto del cambio climático en la dinámica económica social e incorporar mecanismos de asimilación e innovación para hacerle frente, en un marco sustentable.

El modelo se vuelve indispensable. La prevención es un tema pendiente por todos los gobiernos y éste tiene que ver con la realización de obras que puedan contener algunos de los problemas, como las inundaciones. En otras ayudará a saber qué hacer una vez consumado el hecho: enfrentarlo, organizarlo y solucionarlo. El sistema puede crecer si se relaciona con otras plataformas con el fin de interrelacionar y tener más información que permita una mayor eficiencia en cada problemática natural.

 

Fuente: BAE Negocios