Expansión de la deuda y fuga de capitales, en pleno incremento según CEPA

Respecto a la fuga de capitales

El incremento del endeudamiento y la fuga de capitales son un cóctel que ya está en plena expansión y que debería generar un alerta, según detalla un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA)

La fuga de capitales en los primeros ocho meses del año alcanzó los u$s 10 mil millones, por lo que se convirtió en la más alta de los últimos 5 años, indicó el informe de coyuntura económica elaborado por el CEPA.

“Frente a la “garúa de inversiones” y el despliegue de la mayor fuga de capitales de los últimos cinco años y el rotundo fracaso del blanqueo, el modelo sólo cierra con endeudamiento en divisas, tanto con actores externos como con residentes”, destaca CEPA.

 

Respecto al incremento de la deuda

En lo que va del año se tomaron u$s 64 mil millones brutos de deuda, lo que representa el 15% del PBI; en términos netos, significan algo más de u$s 34 mil millones (8% del PBI), detalla el informe del centro económico.

La finalidad de los fondos de deuda es conocido y deducible según marca el análisis del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), el engrosamiento de la deuda es concordante para “Financiar la fuga, engrosar momentáneamente las reservas y re-pagar deuda. Asimismo, otra parte de ese endeudamiento en divisa tiene nunca tuvo como contraparte el ingreso de dólares al Tesoro”.

Además, el informe agrega que en la mayoría de los casos “la denominación de los activos es en dólares pero la suscripción es en pesos; es decir, en muchos instrumentos colocados (letras del tesoro y algunos bonos) el gobierno recibió pesos y se comprometió a devolver dólares físicos”.

 

fuga

 

Expansión de la deuda y fuga de capitales, un coctel peligroso

Mientras tanto, subraya CEPA, “el endeudamiento en pesos no aminora su marcha: entre pases y Lebac el BCRA debe re-pagar en septiembre un monto equivalente al 53% de la base monetaria y el 78% de las reservas (que disminuyeron en más de mil millones en agosto).

“Durante el mes de agosto se terminó de asentar el modelo monetario-financiero buscado por el gobierno. La consolidación de la recesión y el ancla cambiaria sostenida con endeudamiento en divisa desplomaron la inflación y permitieron avanzar sobre el rearmado general de las variables monetarias y financieras”, añadió el CEPA.