Apple, Facebook, Google y Alibaba invaden Hollywood.

MIÉRCOLES 11 DE MAYO DE 2016  I DOLARSI.COM I


Tras el éxito de dos outsiders como Netflix y Amazon en el mundo del entretenimiento, las compañías tecnológicas más grandes del momento se suman a la industria

El Imperial Hotel ha sido un hito en Park City, la calle principal de Utah, desde que se inauguró en 1904. Originalmente un lugar de descanso para mineros agotados, captó la imaginación de Hollywood cuando vino a la ciudad un festival de cine independiente y su ubicación ayudó a que se convirtiera en un centro del cine durante diez días cada enero. Se dice que alberga el fantasma más famoso de Park City, Lizzy, una prostituta que fue asesinada por su marido. Dice la leyenda que Lizzy sigue flirteando con los hombres allí. Pero durante el Festival de Cine Sundance, este año, el hotel tuvo otra presencia espectral: Apple.

Mientras otras compañías tecnológicas buscaban hacerse visibles en el encuentro anual de cine indie -Samsung instaló una aldea de cuento de realidad virtual, Airbnb montó cuidadosamente un retiro para artistas llamado Aribnb Haus y Uber ofreció viajes en helicóptero desde Salt Lake City-, Apple se metió en el Sundance prácticamente sin que se notara. Se instaló en el Imperial, recientemente convertido en un espacio de condominios y eventos. Detrás de la puerta ahora sin identificación del 221 de Main, Apple organizó eventos privados y sólo con invitación, como parte de un esfuerzo sigiloso de Apple de establecerse con un nuevo rol más activo en la distribución de entretenimiento. En las siguientes semanas ejecutivos de Apple estuvieron en Los Angeles escuchando propuestas de series de TV originales que piensa lanzar en una app “exclusiva” en Apple TV y en iTunes. Apple quiere trabajar con talento “triple A”, según una fuente y crear una cartera de shows que hay que ver, que sólo estén disponibles en su plataforma. Naturalmente las conversaciones se han mantenido en el mayor secreto. Los productores que se reunieron con Apple solo se refieren a ello como la United Fruit Company.

Apple no es el único gigante de la tecnología que se está lanzando a la industria del entretenimiento. En los últimos meses, tres de los mayores rivales de la compañía -Google, Facebook y Alibaba- también han aumentado la inversión en contenido de Hollywood, cada uno de modo diferente y con metas algo diferentes. YouTube, hoy en manos de Google, ha lanzado una nueva división de “originales” que está uniendo su talento a productores de la TV y el cine masivos, como un modo de mejorar su oferta típica. Facebook está alentando -e incluso compensando- a famosos por poner videos en vivo en su plataforma. Y la compañía de comercio electrónico china Alibaba está licenciando, cofinanciando y desarrollando largometrajes.

Los más importantes actores del mundo de la tecnología han abrazado a Hollywood repentinamente por dos motivos. Primero, ya no pueden ignorar el éxito masivo que han disfrutado Netflix y Amazon produciendo programación exclusiva de alta calidad. Desde que se transformó de un servicio de envío de DVD por correo en un proveedor de series famosas como Jessica Jones y House of Cards, Netflix se ha metamorfoseado en un negocio de US$ 40.000 millones, amasado 75 millones de suscriptores, y ganado Globos de Oro y Emmys.

Las incursiones de Amazon en el video original le han permitido a Amazon Prime agregar decenas de millones de clientes nuevos, según estimaciones de analistas, y obtener premios también. Esto ha generado un panorama de competencia. “Están impactados por el peso que ha adquirido Netflix tanto entre los consumidores como las compañías de medios”, dice Bliar Westlake, ex presidente de Universal Television y actual jefe de medios y entretenimiento para Microsoft. “Ninguna de las compañías de tecnología tiene nada que se acerque siquiera a eso”, asegura.

Segundo, ven una creciente oportunidad. El lento pero inevitable desgaste del paquete de TV por cable ha desatado una nueva batalla intensa para ganar públicos que nunca han estado más en juego que ahora. “¿Si dejo de pagar 200 dólares al mes por el cable y esto dispuesto a repartir mis 200 dólares mensuales de un modo más a la carta, Verizon va a recibir parte de eso? ¿Y YouTube Red”?, se pregunta Jeremy Zimmer, cofundador y CEO de United Talent Agency. “¿Quién se va a quedar con la plata?”

Alibaba, Apple, Facebook y Google quieren una parte. Se cuentan entre las compañías más ricas del mundo, con una capitalización de mercado combinada de US$ 1,5 billones, casi cuatro veces el tamaño de los cinco conglomerados de medios más grandes. Al sumarse a la competencia cuatro de las mayores compañías del mundo en un esfuerzo por afirmar su público de más de 1000 millones de personas cada una, Hollywood quizá nunca vuelva a ser la misma. Ésta es la forma que van adoptando sus tácticas y las implicancias para la industria del entretenimiento, el mundo de la tecnología y los consumidores de todo el mundo.

Fuente: lanacion.com.ar