Fiesta de bonos, Trump y la nueva bicicleta financiera de 12% anual en dólares

La volatilidad de estas últimas semanas provocadas por los mercados estadounidenses que aun siguen reaccionando a la victoria del republicano Trump, está generando una fiesta de bonos en la City porteña.

Luego de una potente apreciación del dólar (que ayer se disparó 8 centavos llegando hasta los $15,75 para el dólar oficial) y luego de un amague de los mercados que parecían tambalearse, en la City porteña idearon una nueva bicicleta financiera que rinde 12% anual en dólares.

Se trata de aprovechar la tasa a la que subió el Discount 33, que llega al 8% anual en dólares, pero a su vez apalancarse en una caución tomadora en dólares, que tiene un costo del 1,5%, más una comisión de otro punto y medio, a razón de 0,1% por cada vez que se realiza (se debe llevar a cabo 12 veces si se quiere anualizar, ya que es una por mes).
Por lo tanto, a la ganancia de 8%, se le restan los gastos del 3%, y queda en un adicional de 5 puntos más. Pero como la caución es por el 75%, el plus es de 4 puntos más.

O sea, a los 8 puntos de tasa, se le suman 4 puntos más, lo que totaliza una ganancia del 12% anual en dólares, nada despreciable para estos tiempos de tasas dolarizadas bajas.

 

Bonos de la city porteña: para tener en cuenta

El supuesto fundamental es que no caiga el precio del bono, porque de lo contrario se dispara automáticamente el aforo de la caución. Si el inversor no tiene los dólares, para cubrir la posición debe salir a vender títulos de su tenencia, porque las normas del mercado obligan a depositar en el día la plata, con lo cual el ahorrista se podría ver obligado a desarmar su portafolio de inversión.

En cambio, si el precio sube la relación técnica del aforo funciona a favor, porque se puede salir a tomar más deuda, o sea el apalancamiento se incrementa, con lo que se puede llegar a ganar incluso más que el 12%.

city porteña

 

Hay que estar atento a las comisiones

Otro aspecto importante a considerar son las comisiones que cobre el agente de bolsa, ya que es una caución que hay que renovarla todos los meses. Como no hay a más de 30 días, el inversor se ve obligado a renovarla mensualmente, en caso de querer continuar con la colocación.