Obamacare: la reforma de salud en EEUU fue rechazada por el congreso

Obamacare: trabas y expectativas en la era Trump

Semanas atrás hablábamos del gran optimismo del mercado con las reformas que había anunciado el nuevo presidente de EEUU, y muchos nos preguntábamos, ¿Se llevaran realmente a cabo? ¿Qué trabas habrá en el camino?

obamacare

Las obstáculos ya están presentes. Estudiar el mapa de poder del congreso es fundamental. Es la base de la división de poderes de cualquier democracia y son los legisladores quienes ponen un freno a los proyectos o “sueños” de los presidentes de turno.

Y esto fue justamente lo que ocurrió con el primer proyecto de cambio que Trump propuso discutir en el congreso el día viernes, en este caso relacionado con el plan de salud de los americanos.

La idea de Trump era derogar el Obamacare (plan de salud que fue aprobado durante la administración de Obama) y reemplazarlo por un nuevo proyecto propuesto por el gobierno.

En un congreso actualmente dominado por los republicanos, se esperarían rápidos consensos, pero no es el caso. El poder ejecutivo se dio cuenta que debe sentarse a negociar aun con los integrantes de su mismo partido.

 

Reforma de salud Obamacare: ¿por qué no se aprobó?

Una facción republicana que se hace llamar Freedom Caucus votó en contra del reemplazo del Obamacare, principal razón por la que no se llegó a la mayoría necesaria para derogar el actual plan de salud.

Lo que podemos concluir en la matemática de los votos es que el gobierno de turno, si bien cuenta con mayoría republicana en el congreso, necesita del apoyo de este grupo conservador para alcanzar la mayoría sin tener que sentarse a dialogar con los demócratas.

¿Qué es el Freedom Caucus? El House Freedom Caucus es un grupo informal que reúne a los representantes republicanos que pertenecen al ala más de derecha del partido. Surgió en febrero de 2015 para promover propuestas más conservadoras sobre presupuesto y responsabilidad fiscal durante el gobierno de Obama. Al principio se estimaba que eran 9 miembros pero hoy en día, aunque no hay una lista oficial, se calcula que hay aproximadamente 36 miembros.

¿Por qué ahora ganan protagonismo? Dada la composición del congreso durante el gobierno de Obama, este grupo tenía poca influencia. Ahora la situación cambió. Los republicanos tienen 237 bancas en la Cámara de Representantes, y necesitan 216 votos para darle media sanción a las leyes, las tres docenas que integran este grupo pueden garantizar el éxito o el fracaso de cualquier iniciativa de ley.

 

Influencia en los mercados

Los inversores, que tantas expectativas ponían en las reformas, se empiezan a chocar con la realidad y queda en evidencia que no le será nada fácil a Trump introducir los cambios que se propone. Evidentemente va a tener que consensuar también con los demócratas si quiere evitar otro revés como el que ocurrió el viernes.

La reforma impositiva, otro de los pilares de la campaña, es una de las medidas más esperadas tanto por los votantes como por los inversores y Wall Street. Y se supone que es la próxima que será discutida. Además de que aumentará la competitividad y alentará nuevas inversiones, la reducción de impuestos tiene un impacto inmediato en la valuación de las acciones ya que aumenta las ganancias y genera un flujo libre de fondos mayor, que a su vez incrementa el valor intrínseco de las compañías y sus valuaciones.

Los sectores ganadores con mayor impacto serían el financiero, consumo y telecomunicaciones, que hoy en día tienen mayor tasa efectiva de impuestos y alta exposición al mercado interno. Un efecto adverso poco contemplado es el de la posibilidad de que no se puedan deducir más como gasto las compras de materias primas importadas. Esto ya implicaría analizar caso a caso.

Lo que si sabemos con certeza es que el éxito o fracaso de este proyecto y sus detalles nos impactarán de lleno en nuestras inversiones.

Un dato a destacar es que hoy en día el optimismo sobre el mercado sigue en niveles máximos:

De acuerdo a Bloomberg, el 47% de los encuestados espera que las acciones suban en los próximos 12 meses, el máximo desde el año 2000. Evidentemente va a haber tropiezos en el camino del nuevo presidente que se van a ver reflejados en los mercados, pero de todas formas mantenemos nuestra visión de que nos encontramos en la etapa de auge del ciclo económico americano.

 

Mercado Americano

Las acciones cerraron mixtas el viernes luego de que se discutiría sobre el presupuesto del plan de salud. La batalla por el Obamacare nos recuerda que, tal como expresó Yellen (presidenta de la Fed), va a llevar tiempo introducir cambios. Los bonos subieron de precio con la caída de las tasas de interés la semana pasada.

La tasa del bono del tesoro a 10 años finalizó en 2.4% con los inversores que prefirieron ir a la seguridad de los bonos. El barril terminó la semana perdiendo un 2.2% y colocó presión sobre las acciones. Los inventarios aun se encuentran en niveles record. El oro, por su lado, subió 1.1%.

A pesar de los datos sólidos del empleo y la elevada confianza del consumidor, se espera un dato débil del crecimiento de los salarios. El PBI será anunciado el jueves y también lo seguiremos de cerca.