Los secretos y orígenes del negocio de McDonald’s

La película The Founder o El Fundador, en su traducción al español, es una película que cuenta el ascenso y los secretos del éxito de la empresa norteamericana McDonald’s. La película se centra en el personaje Ray Krock, que si bien no fundó en origen la cadena de comidas rápidas, fue quien impulso y se dio cuenta del potencial de negocio que habían comenzado los hermanos McDonald en sus inicios.

Lo interesante de Ray Krock es que esta noción de “nuevo modelo de negocio” que luego aplicaría, se dió previo a que cualquier cadena de restaurantes de Fast Food pise algún rincón del planeta.

Ray Krock tuvo una visión del negocio en el que habría un McDonald’s en cada comunidad, en cada pueblo y localidad. Las condiciones eran adecuadas, y estaban dadas: las familias se mudaban a los suburbios de Estados Unidos, y el país tenía la mayor prosperidad que nunca había tenido antes, siguiendo el estilo del American Dream. Había muchas oportunidades de venderles algo, aparte de las casas amplias con jardín y coches Fordistas.

La trama, en parte, no es verídica a rajatabla, y decide tomar un punto de vista partícular, dejar Ray Krock como el malvado y enbuena posición a los hermanos McDonald. La realidad, desde ya, fue bastante más compleja, con idas y venidas, juicios, acuerdos y desacuerdos.

McDonald's

NO SPOILER ALERTA partír de este momento desactivo la alarma de spoiler sobre algunas cuestiones de la película porque va a ser como el Titanic, todos sabemos que se hunde, y todos sabemos que al final Ray Krock se vuelve multimillonario y dueño de la poderosa multinacional de hamburguesas.

 

Los orígenes de McDonald’s

Nos situamos en la Estados Unidos de posguerra, comienzo de los años 50’s que equivale al comienzo de las políticas de estado de bienestar, la sociedad de masas consolidada, el babyboom (aumento de la tasa de natalidad),  la instalación de nuevas familias, una sociedad de megaconsumo, mejoras en la calidad de vida. La gente considera que los sacrificios han acabado y comienza la buena vida en una era de prosperidad.

Además el país se empieza a motorizar sin límite. Las familias se mudan a los suburbios y la invención de Ford, no el coche sino la cadena de montaje aplicada al mismo, cambian el modo de vivir y consumir de las familias. Ese es el momento en el que surgen los restaurantes drive in, donde uno iba con el auto y era atendido desde ahí.

Ray Krock se encontraba en ese momento vendiendo máquinas de milkshakes a los dueños de esos restaurantes. Pero había algo negativo en el target final de esos lugares, se llenaba de adolecentes rebeldes con camperas de cuero, guiados por los comienzos del Rock and Roll al estílo Teddy Boys o Rude Boys, y eso alejaba a las familias bien y al consumo familiar de la joven pareja recién mudada con sus niños pequeños, rubios y americanos.

Para ese entonces, y con un golpe de suerte, Ray Krock recibe un pedido muy importante y grande de esas máquinas que vendía, para un restaurante en San Bernardino, California. Él viaja para ahí y lo que ve del lado de la costa oeste lo deja asombrado.

McDonald's

No sólo era un restaurante adecuado y apto para las familias, sino que al centrarse sólo en los elementos más populares (como las hamburguesas con papas) e incrementar la eficiencia podían sacar los pedidos en 30 segundos.

Los hermanos Dick y Mac McDonald habían conseguido aplicar la línea de montaje de Ford al restaurante, reduciendo costos, aumentando la productividad y satisfaciendo al cliente. Ray Krock interpretado por Michael Keaton no puede sino convencerlos con mucho esfuerzo que le dejen franquiciar el restaurante.

 

¿McDonald’s es sólo una hamburguesería? El desarrollo del negocio posterior

Después de convencer a los hermanos McDonald, Ray Krock se lanza con el negocio de estas franquicias por su Medio Oeste natal. Poco a poco consigue seleccionar bien a los franquiciados, gente que buscaba trabajo y no quería ser el Atleta de las 3pm, sino que estaba dispuesta a trabajar duro en la franquicia, y sacar beneficios no de la especulación sino de la actividad productiva.

La expansión de los restaurantes crece, pero los márgenes que ofrecen las estrictas condiciones de los hermanos McDonald’s no son suficientes para los planes de expansión de Krock. Así que encuentra una fuente de ingresos adicional: los terrenos.

En vez de dejar a los franquiciados elegir y arrendar el terreno a largo plazo, optará por comprar el terreno y arrendar él mismo a los franquiciados. McDonald’s es una importante empresa inmobiliaria, algo que la gente suele desconocer. Eso incrementa sus ingresos, incrementa su control sobre el franquiciado y también hace que su empresa tenga activos tangibles de modo que podrá seguir financiándose.

Esto permite a Ray Krock hacer crecer su empresa como nunca, no obstante los hermanos McDonald’s seguían siendo una piedra en el zapato, por lo que a base de presionarlos consigue que le vendan el negocio y el nombre.

Cada uno se llevó un millón de dólares después de impuestos (una cantidad muy alta) y acordaron el 1% de los ingresos de la empresa a perpetuidad. No obstante, Ray Krock supo no dejar por escrito esto en el documento legal y nunca se pagó es 1% a los hermanos ni sus descendientes. Hoy en día esa cantidad sería de unos 100 millones de dólares anuales.