¿En qué Invertir? Lebac vs. Dólares vs. Plazos Fijos

Las Lebac, imbatibles

Ante la persistencia de la inflación en la economía los últimos meses, el Banco Central (BCRA) mantiene la tendencia de subir la tasa de las Lebac (Letras del Banco Central) los puntos que sean necesarios para absorber los pesos circulantes.

La tendencia es clara: en una de las últimas licitaciones de Lebac realizada en marzo, la tasa se ubicó en 22,25 anual. A mediados de abril en un 24% y hoy subió a máximos de 24,75% anual.

Las Lebacs vuelven así a ser un instrumento atractivo para la inversión ya que permiten obtener una ganancia por encima de la inflación para los próximos meses en torno al 17,4%, según se establece en las metas de inflación y relevamientos que realiza la entidad monetaria.

Para comprar Lebacs, el mínimo es de 35 días y se puede invertir desde $ 1.000. Se operan a través de bancos y sociedades de bolsa, y en muchos casos de manera online.

 

¿Por qué siguen rindiendo las Lebac?

Suba de tasas contra la emisión de pesos (y la inflación)

Mientras la emisión monetaria crece a pasos acelerados (crece la cantidad de dinero circulante en la economía), el BCRA aplica su política de ajuste de tasas de interés para poder generar un freno, y sacar pesos de la economía, con el fin de evitar mayores presiones inflacionarias en el futuro.

Una absorción de pesos en el mercado secundario, le permite a Sturzenegger endurecer la política monetaria sin necesidad de anunciar públicamente una suba en la “tasa de referencia”; y de exponerse, así, a las conocidas presiones políticas que suelen ejercer otros funcionarios dentro de su propio Gobierno.

 

Lebac vs. Plazos Fijos vs. Dólares

Invertir en dólar ahorro, sigue sin ser la opción superadora. La batalla la continúa ganando las Letras del Banco Central. Con un dólar que sigue “planchado” y que incluso no se vio modificado con el anuncio del BCRA de engrosar sus reservas, las Lebacs vuelven a ser una de las mejores alternativas de inversión en pesos tras la subida progresiva de sus rendimientos anuales. (Tasas).

Respecto al Plazo Fijo, que brinda a los ahorristas una ganancia promedio del 17.4%, las Lebacs ofrecen tasas superiores entre 5 y 6 puntos,  protegiendo mejor al inversor y cubriendo sus ahorros frente a la inflación.

 

Los grandes inversores vuelan de los bancos y plazos fijos, y aterrizan masivamente en las Lebacs

Los bancos cada vez pagan menos por los plazos fijos en un contexto de alta liquidez (y gran emisión monetaria) y a la vez, poca demanda de créditos.

En lo que va de abril, después del ajuste monetario que hizo Sturzenegger al subir las tasas de rendimiento, como una medida para frenar la inflación, las empresas y los grandes ahorristas empezaron a desarmar sus plazos fijos para aterrizar en las Lebacs.

Sucede que los bancos pagan ahora una baja recompensa a quienes colocan el dinero a un determinado vencimiento. La liquidez aún es alta y la lenta dinámica del crédito no amerita a esforzarse demasiado por retener los ahorros.

Por otro lado, los ahorristas medianos y pequeños se muestran interesados tanto en las Lebacs como en el dólar, en un momento en que muchos ven su cotización bastante “baja” y “planchada”.