¿Vuelve el uno a uno entre el dólar y el euro?

La caída del euro

El euro cerró ayer por debajo de los 1,04 dólares y quedó exactamente a 1,0348 dólar, el nivel más bajo de la divisa desde principios del 2003, es decir, que la moneda de la Unión Europea cayó a niveles de hace trece años atrás cuando llegó a estar cerca de una especie de uno a uno.

Hace trece años, el euro tocaba estos mismos niveles en un contexto previo a la guerra de Irak (20 de marzo del 2003), y se estima que la reciente baja se debe a una constante caída del euro desde la victoria de Donald Trump y por la suba de tasas que dispuso la Fed el mes pasado a 0,25%.

Tras la victoria de Trump para las elecciones presidenciales, el euro se depreció un 6% desde ese acontecimiento, y por la suba de tasas de la Fed el euro acumula una depreciación del 2,7% frente al dólar.

 

La tendencia alcista del dólar

La continua subida del dólar puede virar hacia una paridad uno a uno con el euro, una situación que no ocurre desde principios de diciembre de 2002.

El mínimo valor que tocó el euro ocurrió el 1 de febrero de 2002, cuando cayó por debajo de los 0,85 dólares tras un mes de haber marcado su debut en los mercados. El máximo valor que alcanzó la moneda europea fue el 15 de julio de 2008 cuando operó por encima de 1,60 dólares.

La pronósticos del retorno del “superdólar” plantean la vuelta del uno a uno entre ambas divisas. En tal sentido tanto la Fed como el BCE podrían contribuir a que se alcance la paridad euro-dólar, sobre todo luego de las últimas acciones de ambos bancos centrales (la Fed prometió tres subas de la tasa hasta el 1,5% y el BCE inyectará 540.000 millones de euros adicionales en el sistema.

 

Todo indica que hay que esperar hasta enero

En enero la agenda política marcará a grandes rasgos el rumbo de la economía mundial para todo el 2017. En el primer mes del año asumirá Donald Trump oficialmente a la presidencia y se dará a conocer así algunos lineamientos generales de sus futuras políticas, además de la realización de la cumbre en Davos. También se implican las cuestiones políticas para el 2017 con las elecciones en Francia y Alemania.