Bono argentino a 100 años: las diferentes perspectivas

Está claro que desde el comienzo, el bono de deuda en dólares a 100 años emitido por el gobierno Argentino, iba a generar controversias, diferentes perspectivas técnicas, políticas, éticas acerca de su funcionamiento, utilidad y eficacia.

Es por eso que diferentes medios y economistas dieron su punto de vista, algunos de manera más extensa y otras, un poco más escuetos. 

 

Para el diario Financial Times, el bono argentino a 100 años es “una locura”

La sección económica del diario Financial Times lanzó una pregunta para todos sus seguidores de la red social Twitter hacerca de “¿cuál era la locura más grande?” actual del mercado.

Y de entre todas las respuestas no hubo duda alguna: el bono argentino a 100 años.

bono argentino

La cantidad de votantes superaron a los 10.000, y casi el 70% votó que la emisión del bono argentino a 100 años emisión a 100 años, por u$s 2.750 millones con una tasa de 7,9% anual es “la mayor locura” del mercado.

 

La perspectiva de diferentes economistas sobre el bono argentino a 100 años

Uno de los primeros en dar su opinión fue el economista José Luis Espert, quién afirmo en una entrevista que “es exótico que un país de frontera emita a ese plazo”.

Para el ex ministro de Economía Roberto Lavagna, “el bono a 100 años no se toma muy en serio en el exterior”. Lavagna, que ocupo su cargo como ministro de economía durante la presidencia de Nestor Kirchner, señaló en una entrevista en Radio con Vos que al pagar una tasa de 8% “el peso de los intereses en el total del presupuesto va a ser creciente en los próximos 100 años”. Además criticó la idea del Gobierno de que “la tasa de interés sola puede resolver el problema de la inflación” y señaló que las inversiones no llegan por “falta de confianza”.                                                                                                    

“No se toma muy en serio en el exterior esto. Cuando el producto argentino en los últimos 100 años ha crecido al ritmo del 2%. Esto puede llegar a ocurrir en los próximos 100, si tomas deuda al 8% lo que se está indicando es que el peso de los intereses va a ser creciente”, explicó el ex ministro.

Lavagna también planeteó que “lo que está pasando con la economía argentina es que está en el décimo año de estancamiento” y consideró que “el desafío central es cómo se quiebra esa tendencia y se empieza a crecer, pero no al 1% o 2%, sino a una tasa fuerte”.

Por último, Lavagna consideró que “para poner en marcha la máquina de la economía hay que tener la convicción de que el consumo no puede ser ignorado y entender al mismo tiempo que sin inversión se termina en un proceso de inflación. Es consumo e inversión juntos, articulados”.

 

Desde el gobierno dicen…

Por otro lado tanto el ministro de Finanzas, Luis Caputo, como el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, salieron a respaldar inmediatamente la decisión de salir a emitir deuda a ese plazo.

Nicolás Dujovne, defendió este miércoles la emisión del bono argentino a 100 años, por entender que “hay muchas chances” de que la tasa de interés de ese título (7,9% anual) “termine siendo barata”.

El ministro de Hacienda, en una entrevista, aclaró que “hay una decisión de diversificar vencimientos. Y tomar deuda larga es un seguro contra aumentos en la tasa de interés. Hay muchas chances de que la tasa de este bono termine siendo barata”.

Al disertar en un Foro organizado en esta capital por la publicación británica Financial Times, Dujovne enfatizó: “La Argentina no es el primer país que emite un bono a cien años. Lo hizo también México y algunos países europeos”.

bono argentino

Otros economistas dicen…

Para Matías Tombolini (economista, autor de Economatrix: Números más allá de los relatos): “Es un bono con el que, a esa tasa recuperás, el dinero en 15 años. No me sorprende que sea a 100 años, existen varios países que lo hacen, si era un bono a cinco o diez años iba a hacer menos ruido. Tenemos 100 años para ahorrar y pagar esto”. 

El economista, recientemente incorporado al espacio del Frente Renovador, añadió también que “el tema es si el Gobierno puede generar ahorro nacional, ese es el gran desafío. Se sigue hablando de lo financiero, no de la generación de trabajo, eso es todo un síntoma. Todo el tiempo hay anuncios de bonos, acciones y pocos de fábricas y emprendimientos que tengan que ver con el valor agregado. La pregunta desde lo financiero es si es un bono que contribuye a bajar el costo del capital o no para la Argentina. El desafío es que no se invite más a discutir bonos, Lebacs, y de nuevo a discutir en como producimos. Pero esta es la discusión que instaló el Gobierno, que se sigue quedando corto en las inversiones y holgado en los préstamos”. 

Para Juan Enrique (economista, director de Sigma Global): “Esa tasa de casi el 8% a 100 años significa que Argentina debe crecer a ese ritmo en 100 años. Es una irresponsabilidad porque no se va a poder pagar. ¿Para qué toman esta deuda? Esto es para financiar gastos corrientes. Entonces es un desastre. Esto es para financiar el déficit porque no les están cobrando impuestos a los ricos. Para no cobrarles tenes que financiar ese déficit con deuda a 100 años”. 

Para Javier Milei (economista): “Un bono argentino a 100 años es como cualquier otro instrumento, no hace nada al título. En el mundo han existido, por ejemplo, los bonos perpetuos. Hay 30 mil millones de dólares de deuda de Nación, mas 15 mil de interés, vencimientos por 35 mil millones más. La mitad la financia con Banco Central, Nación y Anses, hay que buscar 40 mil millones de dólares. ¿Cuánto rinde un bono americano? 2,10. Bueno, la diferencia es el riesgo que estás tomando. Si vos tuvieras que duplicar tu capital con un bono americano de 30 años, necesitas 35 años. Pero con la tasa del 8% lo duplicas al capital en 9 años”. 

“La política fiscal sigue siendo el talón de Aquiles de este Gobierno. No tienen voluntad por ajustar, están enamorados del gradualismo y esto tiene dos cosas en contra. Primero, lo empírico, porque todos los programas graduales en Argentinas fracasaron. Todos los de shock post 1952 funcionaron, sacando 1959 todos fueron expansivos. No es cierto que cuando uno hace un ajuste gradual no hay ajuste. El ajuste lo está haciendo el sector privado”. “El problema central es el déficit. Es incoherente que digan ‘uh como sube la deuda’ y al mismo tiempo se quejen del ajuste. El problema está ahí. ¿Esto cuando se paga? cuando no haya nadie más que nos quiera prestar”.

Para Manuel Adorni (analista y consultor económico): “El bono argentino a 100 años es novedoso para nosotros, pero no para el mundo. Las últimas emisiones de México, por ejemplo, fueron con un bono de 1000 millones de libras esterlinas a 100 años (5,25%). Irlanda también lo hizo. El tema es la tasa.

“El problema no es endeudarte, sino el agujero de la caja, vos seguís generando agujeros y en algún momento reventas. El riesgo de Argentina en 100 años es 8,25. Canadá sería una tasa de 2%. Son 6 puntos de riesgo. En los papeles seguimos emitiendo deudas, cubriendo agujero fiscal y no achicando gastos”.