A contramano de los pronósticos: el barril de crudo por debajo de 50 dólares

Situación del barril de crudo

Estos últimos días el barril de crudo tocó precios mínimos en lo que va del 2017. Luego de varios años con el commodity bajando, hacía meses que se mantenía estable en el rango de 50-55 USD. Desde noviembre del 2016 para ser exactos.

La OPEP nos venía sorprendiendo con el buen trabajo que hizo manteniendo el recorte de producción pactado ese mismo mes. Pero a comienzos de marzo ese precio de aparente equilibrio se empezó a romper. A continuación podemos ver el gráfico del precio del barril en los últimos 6 meses.

barril de crudo

 

Tres razones por las que el precio del barril de crudo está cayendo:

1- La producción en EEUU crece. Las torres de perforación vienen en aumento por novena semana consecutiva. Los analistas asumían que el precio por debajo de 60 USD iba a quitar los incentivos a la producción de crudo a través del fracking (shale oil), pero parece que ese pronóstico no se está cumpliendo.

Si bien la producción del barril de crudo es menor que años atrás, en este último tiempo las compañías se dedicaron a ajustar costos y mejorar la eficiencia, haciendo que la producción resulte rentable con precios más bajos que en el pasado.

De acuerdo al gráfico que vemos a continuación, la reducción de torres de perforación como parte del acuerdo de recorte de la OPEP se ve compensado por el aumento en EEUU.

De hecho, ExxonMobil, Shell y Chevron anunciaron ambiciosos planes de inversión de 10 billones en conjunto durante este año en fracking. Shell, por ejemplo, afirma que en uno de sus nuevos proyectos que planean iniciar, resultaría rentable producir con un barril a $40 y para los nuevos pozos una vez iniciado el proyecto con un barril a $20.

2- Los inventarios del barril de crudo en EEUU siguen en aumento también. Hasta el 10 de marzo se encontraban en 528 millones de barriles, por encima de los 492 millones que había un año antes.

3- Los principales puertos de Libia están reanudando sus operaciones luego de haberlas suspendido por los enfrentamientos internos, además de haber aumentado la producción de 621,000 a 646,000 barriles diarios. Lo que resulta en una inyección adicional al mercado.

 

¿Cuál es la reacción de los mercados?

Muchos jugadores recortaron las posiciones long (de compra). ¿Por qué ocurre esto? Parecía que el precio había encontrado su equilibrio dentro del rango mencionado pero la caída genera volatilidad e incertidumbre.

Si el crecimiento económico en el mundo continua y la OPEP sigue manteniendo su acuerdo de recorte de producción, los precios podrían dejar de bajar y acomodarse en un nuevo precio de equilibrio. Lo que puede ocurrir es que se amplíe el rango a 45-55 USD, cuyo piso aun es rentable para los productores.

De no ser así, una nueva tendencia a la baja podría contagiar al resto de los sectores del mercado como ocurrió durante parte del 2015 y 2016, aunque no creemos que este sea el escenario más probable.

 

Mercado Americano

Las acciones cerraron mixtas el día viernes con el sector financiero y de salud liderando las pérdidas. La confianza del consumidor, el mercado de trabajo y el sector de la manufactura siguen brillando pero los mercados esperan más claridad sobre plan de Trump de desregulación y sobre la reforma impositiva prometida.

La Fed cumplió con lo esperado, una suba de tasas de interés de 25 puntos básicos. Yellen, en su discurso, terminó mostrándose en favor del expansionismo más que de los ajustes. En lo que fue de la semana el  S&P 500 Index (SPX) subió 0.2% y el Dow Jones Industrial Average ($DJI) avanzó un mínimo 0.1%. El Nasdaq (QQQ) ganó 0.2% y las small caps (IWM) lideraron los índices subiendo 1.8%.