El Banco Central y la búsqueda por bajar el dólar

“El dólar como sube va a bajar”, parece que acotan desde la entidad que conduce Federico Sturzenegger. Ocurre que desde las salas del gobierno buscan enfriar la cotización pero en silencio.

La reciente subida del dólar también disparó la subida de especulaciones sobre la economía, las inversiones y el rumbo a tomar (¿dolarización de la cartera de inversiones?). Esto entra en consonancia con la última gran recomendación del gurú de la comunicación y la imagen pública, Jaime Durán Barba.

La misma fue que los candidatos oficialistas no se pierdan en discusiones sobre economía y por eso desde el gobierno están intentando calmar las aguas.

 

Dujovne: “por la suba del dólar no habrá pico de inflación”

Para reforzar esto, en el gobierno descartaron que pueda producirse un pico inflacionario por la suba reciente del dólar. El tema fue tratado durante la reunión de gabinete en el que se refirieron al tema del dólar como una “demora cultural” y la necesidad de “desengancharse” de la relación del tipo de cambio y los precios.

El ministro de Hacienda Nicolás Dujovne, explicó cómo funciona la fluctuación del dólar y aclaró que el Gobierno ve “un desenganche entre el valor del tipo de cambio y los índices de precios. Si no fuera así tendría un pico inflacionario que no lo será”.

Así lo reveló el titular de Medios Públicos, Hernán Lombardi, en declaraciones efectuadas en la Sala de Periodistas de la sede gubernamental al dar precisiones sobre el encuentro que se realizó en el Salón Eva Perón.

De fondo, una suba del dólar reaviva el fuego de la decisión entre invertir en dólares o invertir en pesos.

 

El mercado cambiario argentino y el dólar en el mundo

 Es interesante y conviene ver además del mercado cambiario interno, lo que sucede con el dólar en el mundo. En esa comparativa, Argentina se mueve a contramano de lo que sucede en las principales plazas del exterior con la suba de 6% que acumula en julio, contra el euro cae casi 2% y contra el real 4,7% en el mes.

Ocurre que por clima de elecciones y la posible vuelta de Cristina Kirchner, el sentimiento del inversor, especialmente el local, cambió y explica ese desacople. La parte técnica del mercado juega su rol también. Con el “carry trade” (venta de dólares para jugarse a la tasa en pesos) saturado, la suba del dólar hizo que muchos adopten la postura de irse.

Curiosamente Federico Sturzenegger y el resto de su equipo en el Banco Central ven al “carry trade” como un enemigo a derrotar, como si se tratara de un fenómeno autóctono. Pero hay “carry trade” en emergentes en general, desde México, Uruguay, Sudáfrica y Brasil. El “síndrome de la bicicleta” del BCRA no debería existir.